Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 12
  1. #1

    Los pies de Ani, la colegiala.

    ESTA ES LA HISTORIA DE CÓMO EMPEZARON MIS AVENTURAS FETICHISTAS Y COGELONAS CON UNA LINDA COLEGIALA.- Los nombres han sido cambiados y algunos hechos y/o lugares han sido modificados con el fin de proteger identidades .

    Fui profesor de secundaria en ese colegio durante el año 2018, ahí conocí a una adolescente, del cuarto año de secundaria, a quien llamaré Ani. Ella es gordita, morena, no muy alta; algo coqueta y siempre alegre y dispuesta a colaborar en distintas actividades.
    Yo daba mis clases con normalidad, sin que nadie sospechara de que soy fetichista de pies, menos aun mis alumnos. Para tener mejor contacto con ellos, les di mi número de whatsapp, para que puedan hacerme preguntas y solucionar dudas de las clases o tareas. Así, Ani, alumna mía, también guardó mi número. Me escribía de vez en cuando, de forma normal, como cualquier estudiante, consultándome una y otra cosa del colegio.
    En medio de las conversaciones, comenzaba a contarme problemas de su familia y de cómo se sentía con su enamorado, tratando de que yo le aclare algunas dudas propias de su edad. Así fuimos entrando en confianza y cada vez hablábamos más seguido por whatsapp, incluso bromeándonos y confiándonos cosas. Una tarde, después de aconsejarle sobre un problema con su enamorado, me dijo que yo merecía un premio por ser tan bueno con ella. Yo le respondí que no era necesario ningún premio. Ella insistió y me dijo que al día siguiente, en el colegio, me regalaría un chocolate Sublime. Y así lo hizo; me regaló el chocolate, lo cual me alegró bastante. Se fueron dando más y más conversaciones y, de vez en cuando, más chocolates de regalo o wafers o algún otro comestible que ella me daba como agradecimiento.
    De tantas veces que fueron dándose así las cosas, con cada vez más confianza, una tarde que me ofreció otro chocolate de regalo le dije que mejor cambiáramos de forma de agradecimiento y me preguntó qué era lo que quería. Comencé a respirar algo agitado pensando en lo que le diría a Ani. Primero, fingí indecisión entre muchas opciones que ella me daba; una tarjeta de regalo, un libro de bolsillo, un juego de plumones, etc. Hasta que mencionó un portarretrato (o portafoto, no sé cómo lo conozcan ustedes). ¡Ese es el camino! -me dije-. Le escribí que podría ser eso, pero que no sabía que foto poner allí, a lo que ella me responde, entre risas, que puedo poner una foto suya. Le respondí que me parecía interesante la propuesta, pero que era muy común y debía ser algo diferente, novedoso. Entonces, le dije que podía ser una foto de sus pies, porque era algo que nadie pedía; era algo diferente. Ella se sorprendió y se rió, pero... ¡aceptó! Mi respiración se agitaba aún más pensando en tener una foto de sus pies. En medio de eso, ella me pregunta que porqué una foto de sus pies y no de otra parte. Yo solo le dije que porque era algo poco común. A pesar de que ya había aceptado, me dijo que le daba "roche", porque creía que sus pies eran algo feos. ¡No lo creo! -le dije-. Me dijo que a tanta insistencia me daría el regalo al día siguiente, en el colegio; y se despidió. Yo me excité mucho pensando en cómo serían sus pies, que me decía a mí mismo, así no sean tan bonitos, "pies son pies y de una colegiala, pues mejor". Me masturbé imaginando mil cosas más.
    Al día siguiente, en el colegio, no tenía clases en el aula de Ani, pero en el recreo me buscaba con la mirada. Una mirada mezcla de pecado y ternura. Le iba a dar el encuentro y me hizo una seña como para ir debajo de las escaleras a conversar sin que nadie se diera cuenta. Lo entendí y ahí conversamos. Me excitaba ese juego de ocultarnos siendo vistos, aún sin que nada malo hubiera pasado.
    Al encontrarnos la noté algo triste. Me dijo que estaba muy apenada, ya que no había podido conseguir el portarretrato que me prometió, que no le alcanzó con el dinero que tenía, pero que me podía compensar con dos chocolates. Yo sonreí amable, pero pícaramente; se puso roja y bajó la mirada. Le dije que no había problema, que por el chat conversaríamos y llegaríamos a un acuerdo. Ella sonrió, se dio la vuelta y se fue feliz, mientras yo trataba de encontrar la forma de su lindo derrier debajo de esa falda plisada ancha que tenía por uniforme.
    Llegué a casa luego del trabajo y después de almorzar abrí mi whatsapp y Ani ya me había escrito. Me había mandado muchas imágenes tipo meme y otras más romantizadas que decían "perdóname". Yo le respondí saludándola y diciéndole que todo estaba bien, que no había problema. Ella insistía en que debía pagar su error. Fue en ese instante en que le dije que el portaretrato no importaba, pero las fotos de sus pies, sí. Me dijo que era solo una, no varias. Le respondí que era solo una con portaretrato, pero ya que no hay portaretrato, tendrían que ser 4 fotos de sus pies. Se alegró al saber que podía darme algo que no sea el portaretrato, así que accedió a las fotos. Pasó algo menos de un minuto y ya tenía una foto de sus pies en mi whatsapp. Le respondí con un emoticón sonriendo feliz. Ella, con uno igual. Pasaron instantes más y me mandó 5 fotos más. Le agradecí mucho por regalarme dos fotos extras a las que le pedí. Ani me dijo que con todo gusto y cariño lo hacía. "Para mi profe guapo", puso. Yo le volví a agradecer y viendo las fotos de sus piesitos, me comencé a masturbar. Ella me escribía, preguntando si yo guardaría esas fotos o las eliminaría después, pero no podía responder al tener la mano ocupada jalándome la verga. Al terminar de masturbarme le respondí diciéndole que sí las guardaría en una carpeta especial, como un bello recuerdo. Ella me mandó un audio diciendo que estaba medio loquito al guardaar fotos de sus pies, pero que se sentía halagada.
    Pasaron las semanas y todo siguió normalmente conversando con Ani, hasta que se presentó otra oportunidad. Apostamos por un partido de fútbol. Apuesta que ella perdió. Por ello le dije que debía pagarme la apuesta mandándome alguna fotos suyas. Ella me escribió riéndose y preguntándome porqué otra vez de sus pies. Le dije que me habían parecido bellos y que deseaba poder guardar otras fotos más de sus piesitos. Se volvió a reír y a decirme que estaba loquito, pero que ella siempre pagaba sus apuestas. En menos de 5 minutos tenía 2 fotos más de sus pies en mi celular. Le volví a decir que eran "muy bellos y tiernitos" y que daban ganas de comer cada dedito como un marshmellow. Ella se rió, pero me mandó un audio donde me preguntó si me comería los deditos de sus pies. Le respondí también con un audio, donde le decía que tal vez, si es que tenían rico olor y sabor. Nos reímos ambos y ella se despidió.
    Pasaron semanas sin volver a tocar el tema. Para ella todo era risa y, de cuando en cuando, alguna palabra o imagen coqueteándome, pero llegaría aquel domingo de junio que sería inolvidable. Eran recién 7:30 de la mañana y me conecté al whatsapp. Ella había subido un estado de whatasapp de una foto de su barrio donde escribió que estaba yendo a comprar el pan para el desayuno. Yo le respondí el estado con una broma diciéndole que como sé que es cierto que está yendo a comprar, que me debía mandar un video corto donde grababa sus pasos hacia la tienda. Obviamente, yo suponía que ella estaba en sandalias y que en ese video iba a poder verle sus pies. Ella se rió y me dijo que lo haría. Pasaron poquísimos minutos y me envió el video donde, como lo suponía, se veían sus pies en sus sandalias caminando lentamente en dirección a una bodega (las uñas de sus deditos estaban algo desteñidas por partes, pero ver sus pies así muy muy al natural me excitaba más). Le dije que era un buen video. Ani me dijo que seguro me parecía bueno el video porque salían sus pies. Le dije que sí. Ella se rió y me volvió a decir que estaba loquito, pero me tenía una sorpresa. Le dije que mela diera. Pasaron algunos minutos y me mandó otro video corto donde se veían sus pies en sus sandalias caminando de regreso a su casa. "Wow! Qué bello video" -le dije. Además le dije que sus pies enamoraban, junto con un emoticón de corazón. Ella me mandó un emoticón de sorprendida y yo le respondí con un emoticón de guiño y de beso junto a un emoticón de pies.
    Al pasar los minutos, me dijo que se había quedado sola en su casa cuidando a su hermanito menor, de solo 2 años, ya que su mamá había ido a visitar a unos familiares que vivían más o menos lejos. Agregó que "podía quedarse conversando y mandando fotos todo el día" ya que no había nadie en casa. Escribió eso junto a un guiño. Yo entendí el mensaje a la perfección. Seguimos conversando y le pregunté qué color le gustaba, luego ella me preguntó lo mismo y le dije que me gustaba el color negro, pero combinado con otro que resalte, como un rosado y que así me gustaría que se pinte las uñas de sus pies. "Está bien" -me dijo Ani, que esperara un rato a que hiciera dormir a su hermanito y a que se pintara las uñas. Así, sin más preámbulo, me aceptó. Yo estaba más que excitado, a punto de explotar, pero debía aguantar.
    Trascurrió el tiempo; y luego de una hora y media, Ani me saluda y me manda 4 fotos de sus pies con las uñitas de sus pies pintadas de negro y rosado intercaladamente. Me excité muchísimo y le mandé emoticones de corazón y de besos por cada foto. Le dije que era "mi Ani de pies lindos" y que siempre por el chat le diría así. Ella me respondió diciéndome que era su profe guapo adorador de sus pies... Fueron minutos de idas y venidas de frases similares y emoticones románticos, hasta que me preguntó si quería más fotos de sus pies, "de los pies de tu Ani de pies lindos" -me dijo. Obviamente le dije que sí; pero ella quería que yo le diga en qué posiciones tomar las fotos, que ella me las mandaría tal cual yo se las pidiera; "como tú quieras mi profe guapo, yo soy tu Ani de pies lindos" -me dijo.
    Esa era mi oportunidad. Durante poco más de 2 horas estuve haciendo que posara sus pies para mí: de perfil, de frente, frente al espejo, de costado, del otro costado, desde el talón, desde el empeine, debajo de sus dedos, close-up de sus deditos y todas las poses imaginadas, pero todo multiplicado ya que algunas eran descalza, otras con una media, con sus dos medias, con las medias a la mitad del pie, con las media colgando del pie, con sandalias, sin sandalias, haciendo dangling, etc., etc., etc... Ya cayendo la noche y después de decenas de todas esas fotos y de palabras cariñosas de ambos, le dije que se echara en el piso bocabajo y que hiciera "the pose" ("la pose") doblando sus piernas hacia adelante y dejando ver todo su rostro, parte de su cuerpo y la planta de sus pies. Le mandé una foto de referencia y lo hizo, con su sello distintivo: guiñando el ojo y sacando la lengua; que la hace tan divertida y la muestra tan chiquilla, que me excitó aún más. Le pedí 3 fotos más así desde distintos ángulos y me terminó mandando 6 fotos. Mi verga estaba a punto de explotar. Hubiera querido ir a su casa y hacerle de todo, pero no vivía tan cerca y además era muy arriesgado aún. Debía esperar.
    Me dijo que su mamá la había llamado para decirle que demoraría un par de horas más en llegar y que debía seguir cuidando a su hermanito, pero lo más importante era que podía seguir mandando todas las fotos que yo le pidiera, que nunca había encontrado tan divertido y sexy mandar fotos de sus pies, que gracias a mí había descubierto eso que ahora la inquietaba y que no quería parar, sino seguir mandando más fotos porque la hacía sentir muy bella y deseada; y que ni con su enamorado se sentía tan atractiva. Así que aproveché la disposición de Ani y le dije que me mandara un video corto chupándose el dedo pulgar de su pie. Me mandó el video y comenzó a ponerse mejor. Me dijo que porqué yo no le daba nada a ella en compensación. Le dije que podía subirle la nota por cada foto que me mandara y más nota aún si eran videos. Se motivó aún más y mandó un video algo más largo donde se chupaba cada uno de los deditos de su pie derecho y luego otro haciendo lo mismo con los deditos de su pie izquierdo, mirando muy excitante hacia la cámara del celular. Yo solo me masturbaba con cada cosa que me mandaba, lo hacía lentamente para seguir disfrutando de todo el material que Ani me enviaba. Fue ahí donde me dijo que con eso ya le sobraba nota y que yo tenía que darle algo más que eso. Quería un video mío. Le pregunte cómo quería el video y me mandó un audio con una voz cachonda diciendo: "mi profe guapo, tu Ani de pies lindos quiere un video donde pueda ver lo que haces cuando te envío mis fotos y videos", a lo que le agregó inmediatamente un emoticón de guiño.
    Entré al whatsapp desde mi PC. Ella me mandada videos cortos besando y lamiendo sus pies y yo empecé a grabarme con el celular y, sin más que esperar y arriesgando todo, grabé cómo me masturbaba mientras conversaba con ella. Le mandé ese video y ella solo respondió con el audio "sigue mi profe guapo, me gusta lo que estás haciendo, yo te daré más motivación". Mientras terminaba de escuchar ese audio, recibía una videollamada del whatsapp de Ani, la cual no tardé en contestar. Ella estaba en su cuarto, echada, descalza, solo con un shorcito que marcaba su vagina, un polito que dejaba al descubierto su barriga y marcaba sus pezones, ya que no tenía sostén. Sostenía su celular con un palo de selfie para que pudiera verla mejor, yo me quité todo el pantalón y el calzoncillo y comencé a masturbarme diciéndole que era mi Ani de pies lindos, mi rica colegiala, ella se comenzó a chupar su pie y solo dejaba de hacerlo para sobarse las tetas o tocarse la vagina. Yo coloqué el celular en donde no se podía caer, me paré y comencé a mover las caderas imaginando que la cogía y le decía "así te voy a dar, así mi Ani...así", mientras movía las caderas y me pajeaba. Ella se fue quitando el shorcito, lo que me permitió ver los pocos pelitos que tenía en su vagina que estaba muy muy húmeda; se sacó el polo, lo que me dejó ver sus ricos pezones marroncitos bien parados. Se desnudó totalmente, acomodó su celular, le dio la espalda y se sentó sobre sus rodillas para que yo pudiera ver sus pues, separó un poco las piernas, pero ella miraba hacia atrás, hacia donde estaba el celular. Yo seguía moviéndome y masturbándome y ella comenzó a hacer lo mismo, tocándose con sus dos dedos el clítoris, dejándome ver su vagina que sudaba sus jugos abundantemente pidiendo verga. Yo sabía que era virgen aún, así que no le exigí que se metiera nada, pero sí le pedí que se tocara más rápido y que moviera los deditos de sus pies. Le decía que la estaba cogiendo, que la tenía echada en la cama y que la cogía duro y salvaje mientras olía sus ricos pies, sus "pies de colegiala putita". Cuando dije eso, se sorprendió, pero se excitó muchísimo diciendo "sí... sí... sí... sigue, soy tu alumna putita... sí mi profe guapo, churro, sigue, dame más..." Tuvo un orgasmo, pero siguió tocándose ya que estaba más mojada aún. Yo estaba por correrme y le dije "Ani, mi colegiala de pies ricos, me voy a correr". "Sí, córrete mi profe... sí, acaba en mis pies, los pies de tu alumna putita que tanto te gustan.... sí". Y a los poquísimos segundos después de correrme, ella tuvo otro orgasmo. Fue lo mejor que hicimos ese domingo de junio con Ani.
    Luego de la videollamada, me escribió diciéndome que le había gustado, que lo podría repetir cuando vuelva a estar sola en casa, ya que le gustaría hacerlo en persona, pero que no la dejan salir mucho y que solo sabe de sexo por su enamorado. Le dije que estaba bien, que todo con calma iría mejor. "Chau, mi profe" -me dijo. "Chau, mi Ani pies lindos" -le dije. "Mañana tenemos clases, no te olvides", agregué. "Ya para qué, si me sobra nota" (junto a un guiño) -me respondió y se desconectó.
    Ese fue el inicio de una serie de hechos más íntimos y más calientes con Ani, la colegiala de pies lindos. Toda la historia y demás hechos (hasta quitarle la virginidad y cogerla en varias ocasiones)hasta hoy, 2020, se los iré contando poco a poco.

    Gracias por la atención.
    OLOR DE LOS PIES FEMENINOS SUDADITOS ME EXCITA
    http://imageflea.com/pics/1401/2byfgjzy.gif

  2. #2
    pero cuanta entes que cierren el foro el 31 de enero

  3. #3
    buen relato!! sigue contando cofrade, antes que cierren el foro!!

  4. #4


    Ojala sea un cuento nomas y no la historia

    real de un pedófilo hijo de puta




  5. #5
    Excelente retalo

  6. #6
    Cita Iniciado por albertt Ver mensaje
    buen relato!! sigue contando cofrade, antes que cierren el foro!!
    Vale seguiré con la historia de Ani en estos días

  7. #7
    Cita Iniciado por botlike94@gmail.com Ver mensaje
    Excelente retalo
    Gracias cofrade seguiré con la historia

  8. #8
    Un buen relato mi estimado, solo faltaría que compartas las foticos y los videos, para probar que tú historial es real...

  9. #9
    [IMG] [/IMG]

  10. #10
    Esperemos que la historia sea ficticia por tu seguridad.

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •